Inicio 2018-04-16T13:05:56+00:00

Criamos perros Teckel Standard de pelo duro para caza y exposición

Loading...

PON UN TECKEL EN TU VIDA NO TE ARREPENTIRÁS

– Teckel de Ricarama –

Con cada nuevo cruce mejoramos la línea de nuestros perros Teckel de pelo duro.

En Ricarama como criadores de perros Teckel de pelo duro, creemos que la belleza no debe estar reñida con la pasión por la caza, así pues, nuestros esfuerzos se centran en complementar las dos disciplinas al máximo, consiguiendo así ejemplares de magnífico porte, líneas espectaculares y a su vez grandes apasionados de la caza.

Hace ya años que empezamos a utilizar estos extraordinarios perros para la caza. Nuestro primer teckel de pelo duro fue un macho precioso del “Criadero del Zarzal”, excelente perro de impresionante planta y pasión desmedida por la caza; de carácter noble y cariñoso con las personas y niños. Al poco tiempo decidimos adquirir una preciosa hembra, excelente perra cazadora con unas líneas extraordinarias llamada Senta Vom Lehrschen Forst. Una increíble guardiana y su pasión por cazar era inigualable, siendo además cariñosa y amigable al llegar a casa. Ambos ya no están entre nosotros pero gracias a ellos nos enamoramos de esta magnífica raza.

El perro siempre será el mejor amigo del hombre, ya que es aquel animal que es capaz de acompañarnos tanto en los buenos momentos, como en los malos. Se trata de un animal que destaca por su lealtad y por su agilidad. Por eso, normalmente la gente busca tiendas especializadas en la venta de cachorros, para así poder adoptar a su mascota ideal desde muy pequeño y entonces, poder enseñarle las conductas que consideran que debe tener su perro ideal para poder convivir con ellos en el día a día.

Sin embargo, más allá de ser una compañía, los perros también son muy útiles para actividades de caza. Debemos recordar que son parientes de los lobos, por lo que sus instintos de cacería en manada corren por sus venas. En nuestro caso, nosotros nos encargamos de criar y entrenar a los cachorros de teckel de pelo duro, que es una raza que desde sus inicios ha sido la preferida por muchos cazadores.

Por eso, Comprar perro teckel es la opción preferida para muchas personas que practican la cacería deportiva, debido a que el Teckel es un perro muy juguetón y esto posibilita en un alto grado su entrenamiento para poder afinar sus sentidos y redirigirlos hacia lo que es el rastreo y la caza.

Nuestra pasión es la cría del Teckel de pelo duro, tanto para caza como para exposición. Actualmente, y después de varias camadas, mantenemos 12 ejemplares con los que seguimos cazando y que son nuestra mayor satisfacción.

Teckel de pelo duro - perros iniciados en la caza

Disponemos de teckels iniciados y adiestramos su perro teckel al rastro de sangre para la localización de animales heridos. Preparación diaria con rastros naturales y artificiales. Recechos de corzo y esperas de jabalí.

Teckel de pelo duro - todos nuestros ejemplares han sido cuidadosamente seleccionados

Descubre nuestros perros Teckel de pelo duro, son ejemplares seleccionados, todos ellos son animales fuertes, de gran presencia, excelentes en la caza y de gran nobleza.Échales un vistazo.

Teckel de pelo duro - nuestras camadas

Nuestras camadas son nuestro mayor orgullo y nuestra razón de ser. Descubre nuestros cachorros y su descendencia. Contáctanos y comentanos lo que buscas, seguro que podemos satisfacerte. Son ejemplares únicos, entregas a partir de 3 meses de edad.

Podemos definir en esta ficha las principales características del teckel de pelo duro:

Nombre común: El nombre común de este perro es Teckel de Pelo Duro.

Nombre científico: Según el orden de la taxonomía, su nombre es Canis Lupus Familiaris.

Esperanza de vida: La raza de perro teckel vive aproximadamente entre 12 y 16 años.

Origen: Este perro se origina en Europa, concretamente en Alemania, en donde los usaban para cazar en madrigueras.

Peso promedio: El peso promedio del Teckel de pelo duro oscila entre los 7,3 y los 9 Kg, dependiendo de su estatura.

Color: Los Teckel poseen diversos colores de pelaje, que pueden ser: marrón, negro, rojo oxidado e incluso rubio. También pueden presentar manchas.

Estatura: Estos perros no suelen ser muy altos, llegado a alcanzar como máximo entre 17 y 25 centímetros.

Alimentación: Los Teckel deben comer un promedio entre 100 y 200 gramos secos al día para mantener su peso ideal.

Personalidad: El carácter del teckel suele ser valiente, terco, voluntarioso y muy curioso.

Tipo de pelo: Su tipo de pelo suele ser variado. En el caso de los teckel pelo duro suelen ser largos y duros, como indica su nombre.

Aptitudes: Es un buen perro para salir de compañía, rastrear, cazar e incluso rescatar, debido a su olfato.

Hábitos: Es necesario sacar a pasear a este tipo de perro, por lo menos, dos veces al día, ya que es propenso a la obesidad.

Predisposiciones: A la enfermedad de los discos intervertebrales, al hipotiroidismo, epilepsia, cataratas, glaucoma, atrofia progresiva de retina y acantosis nigricans.

La historia del teckel de pelo duro está llena de muchos acontecimientos que hacen de su raza algo muy especial. Son descendientes de los sabuesos alemanes de la época medieval. Después, estos perros fueron cruzados con los perros terrier, que dieron como resultado las características propias que los distinguen tanto hoy en día.

Resulta que para el hombre alemán era más beneficioso tener un perro con instintos de cacería, pero con un tamaño reducido, precisamente para que se pudiera meter en aquellos rincones en donde ningún otro perro llegaba. Por eso, surgió el cachorro teckel. Si nos ponemos a investigar más a fondo podemos darnos cuenta de que muchos de los perros de raza pequeña que cuentan con características de cazadores, como los cachorros teckel de pelo duro o los Pinscher miniatura son originarios de Alemania. Todo esto es debido a las necesidades de los cazadores de la época de llegar a rincones a donde nadie más podía llegar.

De tanta importancia fue el teckel en aquellas épocas que incluso podemos empezar a ver los primeros textos de sus orígenes genealógicos a partir del siglo XV, junto con algunas otras ilustraciones e incluso esculturas de perros de raza teckel cazando conejas. En todas estas descripciones definen al teckel como un perro sumamente valiente, fiel y curioso, digno de ser el compañero perfecto para la cacería.

Sin embargo, no eran muchos los estudios acerca de los cuidados que debía tener un teckel hasta que en el año 1935, el Teckelklub (club de los dueños de Teckel) decide unir sus experiencias y esfuerzos para llegar a un consenso acerca de lo que considerarían el cuidado ideal para esta raza. Así se observó con detenimiento el tipo de hábitos y comida que debía ingerir un Teckel para poder llevar un estilo de vida saludable y que pudiese tener un mayor desempeño como perro de cacería.

Cabe a destacar que en todos estos textos escritos por la sociedad Teckelklub sólo documentaban a los perros tipo teckel de los que ya hubiesen comprobado sus habilidades de caza previamente. Adicionalmente, sus distintas variaciones como los teckel pelo largo o los teckel pelo corto eran tratados como razas distintas y por ende, pertenecían a grupos distintos. Fue después de la segunda guerra mundial cuando decidieron unificar a todas las categorías de teckel en una sola.

Respecto a lo que se puede documentar sobre la raza de Teckels fuera de Alemania, el país más cercano a ese nivel de conocimiento respecto a esta raza fue Inglaterra, en donde se creó la Sociedad de Adiestradores de Teckels. Esta surgió incluso antes que el Teckelklub y en ese momento, ya existían diversos criadores, como los criadores de teckel pelo duro de Harry Jones y Sidney Woodiwiss que trajeron a Inglaterra los primeros teckel y se mantuvieron arraigados al código de crianza del teckel. Hubo tal empeño en preservar sus características iniciales, que incluso a pesar de las atrocidades cometidas durante la primera guerra mundial, se intentó mantener una raza canina prácticamente intacta.

Existen muchas opiniones acerca del carácter del teckel y todas ellas varían en función de la experiencia que el dueño haya tenido con su perro. Sin embargo, entre las múltiples cosas en las que concuerdan es en que el Teckel es un perro muy independiente. Con esto nos referimos a que este perro no es habitual que se quede en el hogar como un peluche esperando a que le sirvan su comida, sino que si tiene hambre y no consigue nada para comer, buscará la forma de encontrar comida hurgado en la cocina o en el basurero.

Sin embargo, por más que el teckel sea un perro muy independiente, esto no imposibilita su trato con los niños. Otra de sus características es que es fiel y voluntarioso, eso significa que se puede llevar bien con los niños debido a que se preocupa por los integrantes de su manada e incluso si tiene un buen entrenamiento, te puede ayudar a cuidarlos. El teckel es un perro que con los de su manada suele ser muy paciente, por lo que aguantará todas las travesuras que le hagan los niños, aunque no debemos llevarlos a su límite.

Será muy frecuente encontrar a los Teckel en la venta de perros de caza, debido a que este perro posee características muy particulares que lo hacen perfecto para ser un perro de cacería: es curioso y muy juguetón. Estas dos cualidades son las que debe tener, ya sea un perro rescatista o un perro de cacería. Todo esto es debido a esas cualidades que los criadores trabajarán en su educación. Un perro juguetón es más apto para un entrenamiento de odeo y rastreo, y más aún cuando es curioso.

Aunque en los párrafos anteriores nombramos que el Teckel es un perro muy independiente, esto no significa que debamos dejarlos sin ningún tipo de cuidado. Al contrario, son más propensos a meterse en problemas que otros tipos de perros, debido a su independencia y a su curiosidad constantes. Si tu Teckel es un cachorro, debes saber que los primeros meses es recomendable no sacarlo de casa y más aún cuando no tiene puestas sus vacunas.

Respecto a las vacunas que un teckel debe tener, es importante resaltar que la primera que se le debe inyectar es la del Parvovirus (45 días después de haber nacido). Seguidamente, tendrás que vacunarlo contra el moquito, ya que es una enfermedad que incluso podría matar a un cachorro. También hay que vacunarle a las 9 semanas contra la leptospirosis, Adenovirus tipo 2, Hepatitis infecciosa C y la vacuna contra el Coronavirus, que es opcional. La última vacuna que le deberás inyectar a tu teckel será la de la rabia, a los 4 meses, debido a que esta vacuna es potente y hay que esperar a que sea mayor.

Respecto a otro tipo de cuidados, es importante que desparasites a tu teckel por lo menos una vez al mes. Recuerda que los perros tienden a meter sus narices en sitios sucios e incluso como les gusta identificar los componentes de todo, tienden hasta a lamer las sustancias. Respecto al baño que debes darles, es recomendable que se laven una vez al mes. No es bueno hacerlo más veces debido a que los perros tienen un olor propio que emanan para identificarse y si los bañamos mucho lo pueden perder.

Cuando nos referimos a la alimentación y ejercicios, los teckel deben comer entre 100 y 200 gramos de comida al día. Eso quiere decir que hay que darles dos raciones de comida seca (una por la mañana y otra por la noche), que son suficientes para ellos. Lo que sí es muy importante es que estos perros deben tomar mucha agua, ya que el agua debe estar puesta todo el día en sus platos. En cuanto al ejercicio, al ser perros muy enérgicos lo recomendable es que los saques a pasear dos veces al día, evitando los sitios con escaleras porque pueden afectar a su columna.